Cómo promover un equipo ganador

Cómo promover un equipo ganador

Hay una creencia generalizada de que lo más importante cuando se inicia un negocio es la idea del producto o servicio que se ofrece, no obstante la verdad es otra. Lo más importante cuando se inicia un proyecto empresarial es el Equipo Humano. Todos los actores involucrados en el desarrollo de un negocio y especialmente los inversores, lo saben: El equipo es quien permitirá dar vida a la idea y hacerla tomar forma.

Un equipo eficaz y bien constituido puede evolucionar con pasión, eficiencia y devoción.  Hay que estar atentos a la rotación de alguno de sus integrantes -cuando sea necesario- y estar siempre en pro de enriquecerlo con perfiles complementarios. Entonces frente a semejante desafío cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿cómo gestionar un equipo de una manera “ideal”? En este artículo Axel Preuss-Kuhne expone seis preceptos fundamentales para lograrlo.

group

Ser ejemplar

Un emprendedor pedirá a los miembros de su equipo que crean en él o ella para ayudarlo a realizar su visión del proyecto. Si no muestra el camino correcto, incubará malas actitudes que lo pondrán en una especie de círculo vicioso del cual será muy difícil salir o simplemente lo conducirá al fracaso. Imagínese: se acaba de cerrar una campaña de crowdfunding y el jefe quiere que se tenga cuidado con los gastos. El jefe explica que esto es fundamental para asegurar el desarrollo de la empresa. Unos días más tarde, el jefe se ve muy a sus anchas haciendo gastos de representación excesivos. Esto no es ejemplar y sin duda envía a todos un mensaje negativo.

El paradigma de pedir a los subordinados que hagan lo que se les pide pero sin dejarse influenciar del ejemplo que se les prodiga, definitivamente no funciona. El principio de “Haz lo que digo, no hagas lo que hago”, hay que lanzarlo a la basura. Esto puede parecer obvio, pero es absolutamente esencial que siempre el emprendedor sea consciente de cómo piensa, actúa y habla con quienes lo rodean. Al estar atento a su actitud, afectará positivamente a la de sus compañeros de equipo y creará una dinámica virtuosa.

 

Fomentar el Team-Building

A menudo complicado de configurar dentro de las empresas, las actividades de Team Building representan sin embargo una gran apuesta a la cohesión de un equipo.

La clave es apostar por realizar actividades simples y divertidas, para evitar situaciones artificiales o forzadas. Se requerirán pocos esfuerzos organizativos, recursos mínimos y serán fáciles de configurar. El desarrollo exitoso del equipo ocurre cuando estos eventos se desarrollan en situaciones sociales normales, relevantes y familiares. Todos deben sentirse cómodos.

Otra estrategia es promover actividades como salidas deportivas, viajes divertidos, comidas compartidas… los cuales son ejemplos de eventos naturales donde el espíritu del equipo puede interactuar. La idea es compartir emociones reales y reunirse en torno a valores comunes.

 

Evitar hacer reuniones que hagan perder el tiempo de todos

Un estudio realizado por Atlassian, destaca el hecho de que los empleados encuestados pasaron un promedio de más de 30 horas por mes sentados en reuniones que fueron improductivas más del 50 por ciento del tiempo. Además, la gran mayoría de los empleados del estudio admitieron dormir o realizar otra tarea durante estas reuniones.

Eso no significa que las empresas tengan que evitar por completo las reuniones. Sin embargo, el factor importante es saber cómo determinar cuándo organizarlas y qué forma deben tomar. “El tiempo es dinero” y es menester dedicar un máximo de momentos de encuentro a los elementos importantes del desarrollo de un proyecto y evitar trivialidades.

 

Promover la autonomía de los empleados

Es una buena estrategia permitir que uno o más empleados de nivel superior vigilen periódicamente y administren las acciones de los demás trabajadores subordinados. Se supone que este tipo de gestión aumenta la eficiencia, previene las pérdidas de productividad y hace que las personas sean más responsables.

La experiencia demuestra que dejar elecciones y autonomía tiene un impacto positivo en la satisfacción y el rendimiento de los empleados. Con el fin de aumentar el rendimiento y la satisfacción laboral de las personas con las que se trabaja, se puede otorgar a los empleados más libertad de acción en tópicos como la gestión del tiempo libre, el cómo trabajar, la conformación de sus propios equipos de trabajo y la elección de sus tareas.

Proporcionar autonomía es encontrar el equilibrio correcto: entregar demasiada libertad o no dar la suficiente puede causar estragos en la dinámica del equipo y así perturbar el desarrollo de las actividades.

darts

Enfocar la motivación intrínseca

Una de las razones por las cuales una mayor independencia puede influir positivamente en la satisfacción y el desempeño laboral es el hecho de que la autonomía alienta a los empleados a aprovechar la motivación intrínseca: es decir, el entusiasmo que proviene de sí mismo la cual se opone a la llamada motivación extrínseca, que proviene de fuentes externas, como un jefe que presiona.

 

Trabajar por objetivos y resultados

Trabajar por objetivos y resultados consiste en establecer objetivos para cada equipo, lo que permite verificar fácilmente el estado de los proyectos. Esta estrategia permitirá estructurar los proyectos mientras los motiva con metas estimulantes.

Sorry, comments are closed for this post.