El Magreb y la candidatura al Mundial de FIFA del 2030. Primera parte

El Magreb y la candidatura al Mundial de FIFA del 2030. Primera parte

Parecería muy pronto, pero no es así: el Mundial de Fútbol del 2030 ya está a la vuelta de la esquina. En esta oportunidad, Axel Preuss-Kuhne comparte la primera parte de un interesante análisis acerca de la motivación del Magreb por ser anfitrión del mundial en el año 2030. La sola postulación permite integrar un unificado discurso entre naciones que han estado por décadas en disputa.

El siguiente análisis fue publicado el 6 de agosto de 2018, en el portal fanack.com bajo el título Why Morocco, Algeria and Tunisia will not launch a joint 2030 World Cup Bid.

 

Marruecos ha intentando desde 1994 ser anfitrión del Mundial de Fútbol

footballEn 2010, Sudáfrica fue el primer país africano en ser sede de la Copa del Mundo, pero durante más de 24 años, otro estado africano ha tratado consistentemente de dar la bienvenida al evento popular de la FIFA en el continente africano: Marruecos. Sin embargo, la oferta más reciente de la Copa Mundial del país para el torneo de 2026, el quinto intento del reino hasta ahora, ha fallado nuevamente.

El país ya compitió para organizar el evento en 1994, 1998, 2006 y 2010, pero solo se acercó a un éxito en la votación final para el torneo de 2010, que finalmente fue ganado por su rival sudafricano. Como Marruecos ha mejorado significativamente su infraestructura deportiva y turística desde su primera oferta en 1994, ganar la competencia más reciente estuvo dentro de lo posible. Pero, en cambio, Marruecos había perdido la ronda final de votación una vez más, esta vez contra la oferta conjunta de América del Norte, compuesta por Estados Unidos, México y Canadá por una avalancha de 134 contra 65 votos, sólo un día antes del inicio de la votación.

Argentina, Uruguay y Paraguay lanzaron el año pasado una apuesta sudamericana por tres países para albergar el torneo 2030, con el objetivo de conmemorar el centenario de la primera Copa Mundial, organizada por Uruguay en 1930.

Marruecos y Túnez jugaron en la Copa del Mundo en Rusia, pero fueron eliminados en la fase de grupos, mientras que Argelia alcanzó la segunda ronda en Brasil hace cuatro años.

No se espera una votación de la FIFA para decidir los anfitriones del 2030 antes de 2022, cuando la Copa del Mundo se realice en Qatar.

 

Argelia apoya a Marruecos en su postulación

Inmediatamente después de que se anunciaran los resultados de la votación, estallaron la frustración y la ira en la prensa de Marruecos y en las redes sociales. Once federaciones de fútbol africanas y siete árabes, incluidas las de Arabia Saudita, Jordania y Líbano (así como Kuwait, Bahrein e Iraq) habían apoyado la candidatura de América del Norte, mientras que el archirrival de Marruecos, Argelia, había apoyado a su vecino en la votación final.

El abierto apoyo de Argelia a Marruecos a este respecto no fue una cuestión de rutina y, por lo tanto, realmente sorprendente, ya que las relaciones bilaterales entre ambos estados han sido hostiles durante más de cinco décadas. Hay tensiones entre los dos países del norte de África sobre el Sáhara Occidental, con un proyecto de oleoducto controvertido, así como también son álgidos los temas de políticas migratorias. Los conflictos han aumentado desde el año pasado y alcanzaron otro pico más en octubre de 2017, cuando el Ministro de Asuntos Exteriores de Argelia, Abdelkader Messahel, acusó a Marruecos de lavar dinero de la droga en África.

Sin embargo, en los últimos meses, la retórica gubernamental de ambos países ha cambiado significativamente hacia un tono más amistoso y más complaciente. Esta es una tendencia inesperada que alimenta constantemente rumores sobre un posible acercamiento político de los dos países e incluso desencadenó el apoyo popular para una candidatura conjunta de la Copa Mundial de los tres países del Magreb, Marruecos, Argelia y Túnez para el torneo 2030. Desde entonces, las convocatorias para una candidatura del Magreb 2030 se han planteado repetidamente en las redes sociales e incluso incluyen llamadas para la apertura inmediata de la frontera marroquí-argelina, que se ha cerrado oficialmente desde 1994.

Como Marruecos ya ha anunciado su intención de no darse por vencido y volver a postularse, las convocatorias para el lanzamiento de una oferta conjunta del Magreb 2030 no sólo han ganado el apoyo entre los aficionados al fútbol sino también a los que toman las decisiones en el norte de África.

 

soccer

 

“No hemos recibido ninguna oferta oficial, pero estamos abiertos a la idea y nos gustaría ver qué sucede”, dijo el presidente de la Federación de Fútbol de Túnez, Wadie Jary, en julio, mientras el ministro de Juventud y Deportes de Argelia, Mohamed Hattab, anunció que su gobierno “estudiará una posible candidatura de los países del Magreb” para la Copa del Mundo de 2030.

Fútbol y política: nada raro sería que las diferencias en el norte de África fuesen menguadas por el espectáculo deportivo más popular del planeta. El reto del Magreb como anfitriona de la FIFA es mayúsculo. De hecho Inglaterra también está en la carrera de aspirantes. En un próximo artículo continuará esta lectura.

Sorry, comments are closed for this post.