¿Filipinas logrará legalizar el cannabis medicinal?

¿Filipinas logrará legalizar el cannabis medicinal?

El 3 de diciembre de 2018, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, durante su discurso en una cumbre internacional, hizo una broma sobre el cannabis al decir que fumaba marihuana para mantenerse despierto.

La broma no fue graciosa para la mayoría de los filipinos, ya que la conocida guerra de Duterte contra las drogas ha causado miles de muertes. Según Human Rights Watch, la guerra contra las drogas ha provocado la muerte de más de 12.000 filipinos desde 2016, mientras que la oposición reclamó alrededor de 20.000 muertes, también teniendo en cuenta los asesinatos extrajudiciales.

Sin embargo, la broma del presidente Duterte no estaba tan lejos de sus pensamientos sobre el cannabis. A pesar de esta declaración, él está tomando medidas enérgicas contra el uso de la marihuana con fines recreativos y declaró que tiene la intención de apoyar el uso de cannabis medicinal. Duterte ha expresado a los medios de comunicación que el cannabis es un ingrediente de la medicina moderna.

En esta oportunidad, Axel Preuss-Kuhne comparte el análisis de Dario Sabaghi, en su artículo titulado Despite the war on drugs, Philippine is going to legalize medical cannabis y publicado en el sitio web weedworldmagazine.org, el 10 de abril de 2019. Sabaghi pone sobre la mesa el debate candente sobre la posible legalización del cannabis medicinal en Filipinas.

La Ley de Drogas Peligrosas del 2002

El cultivo y el uso de cannabis son ilegales desde 1972 en virtud de la Ley de Drogas Peligrosas, que fue derogada con la Ley de Drogas Peligrosas en 2002. La nueva ley introdujo la Agencia de Control de Drogas de Filipinas y empeoró el castigo respecto a la posesión, uso y distribución de drogas.

La marihuana es la segunda droga más usada en Filipinas, justo después de la metanfetamina y su costo es de alrededor de 1 dólar por gramo en el mercado ilegal. Según la ley, el cultivo y el uso de la marihuana se castigan con una multa de hasta 200.000 dólares, cadena perpetua o muerte.

Pero en los últimos años, la idea de usar el cannabis con fines médicos ha creado un debate dentro de la Cámara de Representantes, gracias a varios estudios internacionales que descubrieron los beneficios del uso de propiedades del cannabis para aliviar el dolor de varias enfermedades.

La propuesta de proyecto de legalización del cannabis medicinal

En 2017, el Congresista Rodito T. Albano III presentó en la Cámara de Representantes un proyecto de ley para legalizar el cultivo y el uso del cannabis con fines médicos. El proyecto conocido como Ley de cannabis medicinal de compasión filipina, legalizaría el cultivo y uso de cannabis medicinal, pero no permitiría su uso con fines recreativos.

De acuerdo con el proyecto de ley, el Departamento de Salud (DOH, por sus siglas en inglés) será la agencia reguladora principal para el uso de cannabis medicinal y la Agencia Filipina de Control de Drogas (PDEA) supervisará y regulará la distribución de cannabis medicinal en establecimientos de salud. La nueva ley establecería los Centros Compasivos de Cannabis Médico (MCCC), que operarán con hospitales para dispensar cannabis medicinal. Para poder consumir cannabis medicinal, los pacientes deberán obtener un certificado de un médico autorizado.

La realidad del proyecto de ley es que su proceso de aprobación toma largo tiempo, y los promotores del proyecto enfatizan en que son miles los pacientes en el país que padecen enfermedades graves y debilitantes y lo necesitan, y que sus vidas no se pueden poner en peligro.

Los críticos de la legalización del cannabis medicinal

Entre los críticos del proyecto de ley, se teme que muchas personas abusarán de la nueva ley y el cannabis medicinal también será utilizado por personas que no padecen las enfermedades a tratar con las propiedades del cannabis. Entre ellos, la Universidad de Filipinas, expresó su objeción al proyecto de ley, advirtiendo sobre los riesgos para la salud y la seguridad de los filipinos. La Universidad argumenta que la legalización del cannabis medicinal expondrá a los ciudadanos a daños innecesarios y al riesgo de resultados de salud deficientes.

Desde 2014, el debate sobre la introducción del cannabis medicinal ha dividido a la opinión pública. La Asociación Médica de Filipinas, considera que Filipinas aún no está lista para esta nueva ley porque los médicos no tienen pruebas suficientes para respaldar las reclamaciones de los beneficios medicinales de la marihuana.

Recientemente, la Miss Universo de 2018, Catriona Gray, que es muy popular en Filipinas, ya que es una filipina nacida en Australia, hizo una declaración apoyando el cannabis medicinal y renovó el debate político. Los partidarios del cannabis medicinal acogieron positivamente la declaración de Miss Universo.

Sin embargo, desde el Senado se escuchan voces que afirman que no es necesario que exista una ley que permita el uso de la marihuana con fines médicos, ya que esto ya está previsto en la Ley de Drogas Peligrosas de 2002. Pero una investigación de verificación de hechos realizada por la prensa filipina, mostró que estas afirmaciones son parcialmente ciertas. Si bien los pacientes podrían tener acceso al cannabis para aliviar su dolor, sucede que la marihuana es ilegal en el país y por lo tanto no hay dispensarios para obtenerla.

Desde la presentación del proyecto de ley, el debate político está en curso y el texto está pendiente ante la Cámara de Representantes. Sin embargo, el presidente Rodrigo Duterte hizo saber a la gente que firmará cualquier ley que legalice el uso de la marihuana medicinal en Filipinas. Sólo el tiempo dirá el resultado.

Sorry, comments are closed for this post.